La tecnología ha dado grandes pasos en el tratamiento del cáncer de mama. El equipo TomoTherapy HD permite dosificar la intensidad de la radiación y adaptarse al movimiento de los órganos, proporcionando excelentes resultados clínicos y en calidad de vida.

El sistema TomoTherapy es el único sistema de radiación helicoidal específicamente diseñado para radioterapia guiada por imágenes de intensidad modulada (IG-IMRT por sus siglas en inglés). Aprovechando una plataforma basada en un tomógrafo de megavoltaje, permite la administración continua de radiación desde 360 grados alrededor del paciente, con una dosis homogénea y altamente ajustada a la anatomía del paciente.

“Esto es especialmente importante para las mujeres con diagnóstico de cáncer en la mama izquierda, donde el tumor puede estar cerca de órganos críticos como el corazón”, precisa el oncólogo radioterapeuta Moisés Russo, quien agrega que la arquitectura exclusiva del sistema ayuda a garantizar los más altos niveles de precisión, a la vez que minimiza la dosis para los órganos en riesgo, reduciendo así la toxicidad.

El sistema TomoTherapy puede tratar todas las indicaciones estándar de radioterapia, además de casos complejos como la irradiación total de médula ósea. Los radio-oncólogos del Instituto Oncológico FALP comenzaron durante octubre la operación de este equipo en pacientes con cáncer de mama, con el apoyo del oncólogo radioterapeuta Víctor Caceros, director médico del Centro Internacional de Cáncer de El Salvador.

Todas las pacientes con cáncer de mama que requieren radioterapia pueden ser tratadas en este equipo, independiente de cuan complejo sea su tratamiento. El número de sesiones es variable, pero con la precisión de este equipo es posible realizar tratamientos desde 5 días hasta 33 días, sin perder exactitud.

El sistema permite administrar los planes de tratamiento con guía de imágenes tomográficas diarias integradas, mejorando la precisión y administrando una radiación de intensidad modulada altamente precisa, evitando en forma óptima afectar las estructuras críticas y los tejidos sanos.

“Los patrones de movimiento del tumor son calculados en forma precisa antes de que el tratamiento inicie de tal forma que la intensidad de los haces de radiación entregados corresponden a la forma y a la posición del tumor del paciente, además de detectar cualquier movimiento del paciente durante la radiación”.

CONOZCA EL CENTRO DE RADIOTERAPIA AVANZADA FALP